a

LG

Paperblog

AA1

Loading

BVH Libros

vg

Buscador del Blog

Click Here!

El Corte Ingles

Google+ Followers

jueves, 5 de marzo de 2015

LA DESTRUCCION DE LOS JUDIOS EUROPEOS de HILBERG, RAUL

la destruccion de los judios europeos-raul hilberg-9788446018094


Biografía

Nacido en Viena, en el seno de una familia de clase media judía de origen polaco - rumana. En 1938, su padre fue arrestado por la persecución nazi, pero fue liberado por ser veterano de guerra de la Primera Guerra Mundial, y se permitió a la familia emigrar previa incautación de todas sus propiedades. El 1 de abril de 1939, un año después del Anschluss, Raul Hilberg junto a su familia tuvo que huir de Austria, a los 13 años de edad, para Francia, desde donde se embarcó a Cuba. Tras una corta estancia en la isla, viajaron a Nueva York, donde el futuro historiador se educó.
Interrumpió sus estudios de química en la universidad para pelear en la II Guerra Mundial (1944). Su división participó en la liberación del campo de concentración de Dachau y luego participó en la recopilación de documentos para el futuro juicio de Núremberg contra los crímenes de guerra. Fue destinado a Múnich, donde encontró parte de la biblioteca de Hitler, lo que despertó su interés por la historia. Más tarde participaría en un proyecto para organizar la microfilmación de los documentos alemanes requisados, archivo que se convirtió en la Fundación para la Investigación del Holocausto.
Abandonó la química y se pasó a la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad de Brooklyn, así como también a la carrera de derecho en la Universidad de Columbia, donde obtuvo la maestría en 1950, y concluyó su tesis sobre el Holocausto en 1955. En 1956 obtuvo un puesto de profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Vermont (Burlington), donde permaneció hasta su retiro. En 1952 se hizo miembro del War Documentation Project y del United States Holocaust Memorial Council, y testificó en diversos procesos judiciales contra nazis. Este puesto le dio acceso a los archivos del Tercer Reich incautados por el ejército americano.
En 1955 sostuvo su tesis sobre el Holocausto, dirigida por Franz Neumann, pero tuvo grandes dificultades para hacerla publicar. A fines de los años 50, el genocidio suscitaba poco interés. Pero el arresto de Adolf Eichmann en 1960 y la apertura de su proceso reabrió la atención y pudo publicarla con el título The destruction of the European Jews (La destrucción de los judíos europeos, 1961, segunda edición en tres tomos en 1985), un estudio que sobrepasaba las mil páginas y que amplió en sucesivas ediciones, y donde estudiaba minuciosamente la maquinaria burocrática del exterminio de más de seis millones de judíos por parte de los nacionalsocialistas alemanes: contables, guardias, ingenieros y otros trabajadores anónimos cuya cooperación hizo posible el exterminio.
Pese a su extraordinaria documentación, que sentaba las bases del estudio científico de la Shoah, y a pesar del apoyo de Hannah ArendtTrevor-Roper y decenas de historiadores de prestigio, la obra fue muy criticada en algunos aspectos, como su aserción de que no hubiera habido una resistencia judía importante por parte de los judíos contra el partido nazi y ni siquiera contra el Holocausto, o por su reducción del número de muertos de seis millones a cinco millones cien mil. El autor dedicó su vida a deshacer pacientemente las falacias del Revisionismo y el Revisionismo histórico (negacionismo) sobre el genocidio judío, no sólo con sus escritos y conferencias, sino testificando contra nazis o, por ejemplo, contra el negacionista alemán Ernst Zündel. Se pronunció además contra el genocidio de Ruanda y escribió una autobiografía.
Se jubiló en 1991 y murió a los 81 años víctima de un cáncer de pulmón, no sin recibir el año anterior la Cruz de la Orden al Mérito de los Caballeros, la más alta condecoración que concede Alemania a ciudadanos no alemanes.


RESUMEN DEL LIBRO


La destrucción de los judíos europeos se incrusta en el mismísimo centro del proyecto de la modernidad europea y del modelo civilizatorio occidental, y desestabiliza de forma muy profunda los fundamentos mismos del proyecto civilizacional, político y cultural de nuestras sociedades. En este sentido, las aproximaciones habit uales en torno al capitalismo comosistema económico insuperable, al liberalismo como ideología de consenso de las sociedades occidentales, al nacionalismo como forma de identidad social, a la democracia formal como modo de gobierno predominante y al cristianismo como legado religioso irrecusable de Occidente deben efectuarse bajo unas condiciones de validación crítica mucho más estrictas y exigentes para explicar la razón de ser de la Shoah. La destrucción de los judíos europeos sigue siendo todavía una pregunta histórica mayor de la coyuntura política actual, y su genealogía, una tarea intelectual primordial para comprender la política de nuestros días.En este libro, Raul Hilberg efectúa una reconstrucción formidable y asomobras del abigarrado conjunto de políticas, iniciativas y comportamientos que hicieron posible la destrucción de una parte considerable de la población europea apelando a su carácter étnico o cultural inasimilable, o a su imposible integración social en la comunidad racial nacional. Hilberg explica, con una minuciosidad y una exhaustividad fascinantes, cómo en el proceso de destrucción de los judíos europeos concurrieron las prácticas y los saberes más depurados de las sociedades europeas, de qué forma participaron innumerables estratos de la población y de los grupos profesionales presentes en las mismas, y mediante qué mecanismos su coordinación fue articulada por un Estado abocado a la guerra global cuyo funcionamiento se hizo incontrolable para la propia sociedad que lo había instituido